Prensa Online - PanamaOn

Audi e-tron GT quattro

Con más de 500 CV de potencia y una aceleración impresionante, e-tron GT transmite una serie de sensaciones difíciles de igualar, todo ello además rodeado de un silencio reconfortante, pero que voluntariamente se puede romper con solo apretar un botón y así dejarse llevar por la adrenalina.

22 abril 2022 |

Audi se ha caracterizado siempre por diseñar vehículos francamente atractivos y muy proporcionados en sus formas (Si exceptuamos quizás aquel A2 de finales de los 90 y principios del milenio actual), tanto los turismos, como los deportivos, familiares o cabrio, siempre han gustado al público en general, tanto es así que en la actualidad es una de las marcas premium más (Por no decir la que más) solicitadas. Siguiendo esta línea de aciertos de diseño, llegamos al culmen que precisamente es el modelo que nos ocupa en esta ocasión, el e-tron GT, uno de los coches más atractivos del mercado, pues lo tiene todo. Aspecto deportivo, elegante y agresivo a la vez, aerodinámico, sólido y compacto y en fin, un acierto pleno que describiremos, aunque solo sea brevemente, más adelante pues ahora nos centraremos en su motorización que, al contrario de lo que puede parecer (Y el coche se lo merece), no estamos ante un V10, sino delante de un modelo 100% eléctrico.
Esta moderna y eficiente planta motriz no desmerece para nada esa mencionada silueta deportiva, pues es capaz de rendir nada menos que 530 CV y un par de impresionantes 640 Nm, con lo que es fácil predecir las prestaciones que se pueden obtener, como ahora veremos. Para conseguir estas cifras Audi ha montado dos motores eléctricos que permiten además mantener la tradición quattro de la marca. El que pudiéramos llamar motor número 1, esta instalado transversalmente en la parte delantera y naturalmente actúa sobre ese eje. Su potencia es de 238 CV, mientras que el número 2, situado también transversalmente, esta ubicado en la parte trasera, transmitiendo su potencia de 435 CV a ese eje. La tracción total quattro, en este caso eléctrica, regula la distribución del par motor entre los ejes de forma continua, totalmente variable y en milésimas de segundo. Únicamente con el modo “efficiency” del sistema Audi drive select, se da prioridad a la tracción delantera. En caso de que el asfalto tenga poca adherencia, se requiera mucha potencia o se conduzca de forma muy dinámica, se distribuye más par a las ruedas traseras, algo que sucede unas cinco veces más rápido que con un clásico sistema de tracción mecánico.

Para “alimentar” los motores eléctricos, el e-tron GT cuenta con una batería del 93 kWh, situada bajo el piso, contribuyendo a que el centro de gravedad quede muy bajo para facilitar la estabilidad del coche. Esta batería es de iones de litio y esta formada por 33 módulos, cada uno de ellos compuesto por doce celdas tipo bolsa, con recubrimiento exterior flexible, siendo la temperatura de funcionamiento óptima entre los 30 y los 35 grados centígrados. Para tratar de mantener esta temperatura existen cuatro circuitos de refrigeración independientes, que pueden interconectarse de forma flexible según sea necesario, regulan la temperatura en los componentes de alto voltaje y en el interior del sistema de batería. Si el conductor exige un alto rendimiento varias veces seguidas, unas válvulas acoplan el circuito de refrigeración de la batería con el del sistema de climatización del vehículo. De esta forma, la refrigeración intensiva mantiene el rendimiento del sistema de propulsión a un nivel alto y constante. El circuito de refrigeración también ayuda durante la carga rápida con corriente continua, que puede hacer que la batería alcance hasta 50 grados centígrados. Para aprovechar el calor residual de los componentes del sistema de alto voltaje, se dispone de una bomba de calor que calienta el habitáculo.

El e-tron GT dispone de dos tomas de corriente para la recarga, uno situado en la aleta delantera derecha, que ofrece dos entradas, una para corriente continua y otra para corriente alterna, mientras que la toma del lado izquierdo, también en la aleta delantera, solo admite recarga en corriente alterna. Ya que hablamos de recarga digamos que, en corriente alterena, en un enchufe corriente doméstico de 3,7 kW tardaríamos más de 24 horas en cargar la batería desde 0, mientras que si se dispone de una instalación doméstica, pero de 11 kW, en una noche podríamos cargar toda la batería. Ya que hablamos de tiempos digamos que, a una potencia máxima de 270 kW, en corriente continua, se podría cargar la batería para recorrer unos 100 km en solo 5 minutos, mientras que una carga desde el 5% al 80% apenas llevaría 22 minutos. El problema es que encontrar esos postes de cargas superápidas es difícil todavía en nuestro país, por lo que habría que planificar muy bien un posible viaje con una distancia de varios centenares de kilómetros, pues aunque la autonomía homologada es de 487 km, la realidad es que, en una conducción normal e incluso más bien reposada, pasar de los 350 km de autonomía es difícil y si ya nos ponemos a disfrutar de la conducción de un coche tan deportivo y potente, no llegaríamos a los 300 km., teniendo en cuenta que las prestaciones son de “infarto”, pues de 0 a 100 km solo tardaríamos 4 segundos y la velocidad máxima, con restricción electrónica es de 245 km/h. Unas estupendísimas prestaciones, pero unas autonomías realmente cortas, como pasa en todos los eléctricos en general cuando se quiere disfrutar de una conducción dinámica.

Pero en fin, también se puede recuperar y ahorrar energía según conduzcamos el coche. Cuando el conductor levanta el pie del acelerador, el e-tron GT normalmente activa el modo de marcha por inercia, lo que le permite seguir circulando sin gastar batería. Al frenar, los motores eléctricos se encargan por sí solos de la deceleración hasta unos 0,3 g, es decir, en la gran mayoría de las frenadas que se realizan en la conducción diaria, lo que le permite recupera hasta 265 kW. De todas formas, el conductor dispone, si está accionado el modo “dynamic” del Audi drive select, del sistema de recuperación de energía, que independientemente del programa seleccionado en el sistema de conducción dinámica, se puede activar utilizando las levas situadas tras el volante, pudiendo elegir entre dos niveles de recuperación de forma manual, o elegir el modo automático en el sistema MMI.

Sin lugar a dudas, conducir el e-tron GT es un auténtico placer, no solo por las prestaciones y sobre todo la aceleración, que podemos conseguir, sino también por que transmite una sensación de seguridad altísima, parece que va pegado al suelo. Y además todo ello rodeado, si queremos, por un silencio solo roto por la música que podamos llevar en el magnífico equipo de sonido y por un ronroneo que avisa a los peatones cuando circulamos a baja velocidad. Ahora bien esa ausencia de ruido, a la que también contribuye el cristal especial del parabrisas y ventanillas, se puede sustituir por un rugido digno de un V8 o V10 con cuatro salidas de escape. Estamos hablando del Sport Sound, que lo componen dos unidades de control y amplificadores situados en el maletero. Se emite el sonido a través de dos altavoces uno dentro y otro en el exterior del coche que, según la velocidad de rotación de los motores eléctricos y otros parámetros, ganan o mitigan la intensidad del sonido digital sintetizado. El conductor puede modular este “adrenalítico” sonido a través del Audi Drive Select, así en el modo Efficiency solo esta activo el sonido de alerta a peatones, en el modo Comfort aumenta el sonido exterior y en el perfil Dynamic, se hace mucho más patente el rugido exterior y se conecta el interior, aumentado así la sensación de deportividad.

Hemos mencionado, hablando de sensaciones, la de seguridad que transmite el coche por muy deprisa que se conduzca, tanto por zonas viradas, como por rectas y es que se cuenta con unas suspensiones de paralelogramos deformables, con sus correspondientes barras estabilizadoras, tremendamente eficaces y que además no resultan inconfortables para los ocupantes. En este capítulo de seguridad hay que mencionar los igualmente estupendos frenos ventilados en los dos ejes. Para mejorar aún más el comportamiento, el e-tron GT Quattro, esta equipado en el eje posterior con un diferencial autoblocante, que mejora la tracción y la estabilidad y por lo tanto influyendo decisivamente a que el coche siga la trazada que quiere el conductor, mediante pequeñas intervenciones en los frenos y en la dirección. La transmisión es automática de dos velocidades y esta situada junto al motor eléctrico trasero al que le transfiere el empuje. La primera marcha, con una relación corta, permite una impresionante capacidad de aceleración. Si el conductor no hace uso de esta primera marcha, el e-tron GT arranca directamente en segunda velocidad, con una relación larga que mejora la eficiencia. El manejo del cambio se realiza desde una tecla deslizante situada en la parte horizontal de la consola, muy a la mano por cierto.

Siguiendo con el apartado de seguridad digamos que el GT cuenta con un enorme número de sistemas de asistencia a la conducción, agrupados en distintos paquetes. Entre los elementos más destacables se pueden señalar, el asistente de visión nocturna, las cámaras de entorno de 360º, el asistente de conducción adaptativo que se encarga de la deceleración y de la aceleración del vehículo de modo que consuma el mínimo de energía, aparcamiento automático, en batería o en línea, con solo apretar un botón e incluso manejarlo desde un spmartphone y desde fuera del coche, que una vez que ha terminado la maniobra desconecta el contacto y cierra las puertas, asistente de mantenimiento de carril con asistente de giro y esquiva, asistente de tráfico cruzado posterior con frenada automática si es necesario, aviso de cabio de carril con asistente en cruces y asistente de apertura de puertas, faros Matrix led inteligentes y un etcétera casi infinito en sistemas y elementos de seguridad, asistencia y confort.

Como ya hemos dicho al principio el aspecto del e-tron GT es realmente impresionante además de bello. Su conformación como coupé de cuatro puertas con unas líneas suaves, pero a la vez marcadas inteligentemente, disimulan los casi 5 metro que tiene de largo (4,989 mm). Commo no podía ser menos en un Audi, el frontal esta presidido por la parrilla Single Frame pero esta vez de forma invertida con respecto a la posición habitual. Esta pintada en el mismo color de la carrocería y no presenta huecos a través de ella, pero ofreciendo una entrada de aire en su parte inferior, otra estrecha en la superior, donde se sitúa el negro logo con los aros de la marca y se complementa con otras entras en los laterales de la misma y en el frontal de la aleta delantera para refrigerar los frenos. El techo desciende suavemente casi desde la parte superior del parabrisas, hasta los grupos ópticos traseros, sobre los que existe un alerón móvil escamoteable. Su perfil bajo, los abultados y señalados pasos de rueda, de 20” por cierto, la salida de aire tras la aleta delantera para expulsar el calor de los frenos y la poca altura del panel trasero, dominado por los grandes grupos ópticos traseros, naturalmente de led, hacen que indudablemente el aspecto sea definitivamente deportivo y además exclusivo.

El interior no se queda atrás en lo que a deportividad se refiere y no solamente por la posición baja de conductor y pasajeros. Ante aquel se ofrece un salpicadero, moderno y funcional, con inserciones en imitación a carbono, líneas de aluminio cepillado y plásticos mullidos de alta calidad, estando, en su parte central, orientado ligeramente hacia el conductor, como la parte superior de la consola. El cuadro, virtual cockpit plus, es una pantalla de 12,3 pulgadas, con una calidad de imagen excelente y cuya apariencia y la información que expone, se puede cambiar según los gustos o necesidades del conductor. Además, esta complementada por el Head-up display, que proyecta en el parabrisas diversos datos de ayuda a la conducción. Por su parte la pantalla multifunción, MMI, de 10,1 pulgadas, esta completamente incrustada en la parte central del salpicadero, en una zona de plástico brillante, que permite que pase completamente inadvertida si esta apagada. Dispone de control de voz con reconocimiento de lenguaje natural y conexión online. Sus funciones son múltiples y su utilización muy lógica, lo que reduce enormemente el tiempo de aprendizaje en su manejo.

Los asientos de piel son de tipo baquet, pero con el reposacabezas que aunque esta integrado en el respaldo permite su movimiento y adaptación al pasajero que lo utiliza. El posterior, aunque por espacio puede acoger a tres personas, eso sí que no sean muy voluminosas, su concepción es para dos, pues, aunque esta homologado para cinco plazas en realidad es un 2+2. Estas plazas posteriores disponen de salidas del climatizador con sus correspondientes mandos de regulación. Por otra parte, digamos que el e-tron GT dispone de dos maleteros, uno principal atrás, bajo el portón con capacidad para 405 litros y otro pequeño bajo el capó delantero, de 81 litros, muy útil para guardar los cables y el cargador.

Podríamos seguir describiendo características y particularidades del coche, pero el espacio disponible manda. Por ello para terminar destaquemos lo que dice la propia marca y nos adherimos a ello. “El e-tron GT hace honor al lema típico de Audi, “A la vanguardia de la técnica” y eleva el nivel de Audi, al convertirse en un referente tecnológico en materia de electrificación.”

+ Contenido interesante

Da tu opinión

Normas de Uso:

1. Mantener lenguaje respetuoso: evitar palabras abusivas, amenazadoras u obscenas.

2. PanamaOn se reserva el derecho a suprimir o editar comentarios.

3. Las opiniones publicadas son responsabilidad de los usuarios y no de PanamaOn

4. Al enviar, el autor del mismo acepta las normas de uso.

Incorrecto intentelo de nuevo

Las opiniones no serán publicadas inmediatamente, quedarán pendientes de validación.

Opinión de nuestros lectores